30 enero 2007

Pateando nieve en Laujar

Este domingo pasado, en vista del temporal de frío y nieve que caía por doquier, nosotros más valientes que nadie decidimos irnos a patear nieve por donde pudiésemos en los alrededores de Laujar de Andarax

Así que los M'Kabi, en este caso ocho de sus integrantes, a saber: Ana, María Luisa, María Jesús, Mónica, Paqui, JuanMa, Virgilio y Juan nos encaminamos hacia Laujar con intención de subir a la sierra.

A la llegada al pueblo, y en vista del panorama meteorológico ya que caía una fina llovizna, que amenazaba con convertirse en ventisca decidimos dejar los coches en el mismo pueblo y hacer un sendero por las cercanías sin subir demasiado.

Así pues tomamos la ruta del Sendero Gr-142 en su etapa que va desde Laujar de Andarax hasta Padules.


Tras pasar junto a la Villa Turística de Laujar y antes de llegar a Benecid seguimos la carretera asfaltada en su giro hacia la derecha que nos llevará a Fuente Victoria.

Cruzamos el pueblo en dirección sur y nos dirigimos a la falda de Sierra de Gádor, en su cara norte.
Después de atravesar la carretera realizamos una ascensión suave en dirección oeste hasta llegar a un collado donde hay un transformador eléctrico y un pozo, desde donde se tiene una buena panorámica, tanto del Llano de Laujar, ahora nevado, como del valle del río Andarax, en dirección a Fondón.

Seguimos un rato más en el límite del Llano y la Sierra, donde damos cuenta del bocata, para después cambiar el rumbo en dirección a Laujar.

Ya con los coches nos encaminamos a La Fabriquilla, donde habíamos quedado hacia las dos y media para comer, pero dado que todavía tenemos tiempo y el día ha mejorado algo subimos río arriba un trecho.

Ya en el Mesón La Fabriquilla se nos unen Emilia, Aniana, Marcos, Fran y Pedro para comer todos juntos (como podéis ver). La comida está nada más que regular, ya que las verduras a la brasa están extraordinariamente frías, la carne aceptable, el servicio mejorable, pero la guinda del pastel es la que paso a describir detalladamente para que todos toméis buena nota (nosotros ya la hemos tomado y hemos marcado el local como nada recomendable, hasta el punto que tenía un link preparado y me niego a ponerlo). Bueno, a lo que íbamos: pedimos la cuenta que ascendía exactamente a 230 euros con treinta céntimos; como es habitual, pagamos a escote y le decimos al camarero que no teníamos los 30 céntimos sueltos, a lo que se nos responde que si la cuenta era con treinta céntimos es con treinta céntimos. Insistimos por si no nos había oído con claridad (estaba el local lleno) y nos responde que si nos descuenta los treinta céntimos tendría que hacerlo con todos los picos de los clientes.
Así que tomad nota.

Menos mal que para endulzarnos la tarde hacemos una parada en Alcolea donde en el Restaurante Piscina Sol y Luna nos tomamos nuestra copa oficial que no es otra que el Legendario, esta vez en su versión "Donuts al Legendario", tal y como podéis observar.

Hasta la próxima.

2 comentarios:

Miguel Angel dijo...

Descubrí la página de casualidad buscando cosas de senderismo por Almería y llevo ya entrando un tiempo a ella, y hasta ahora no me habia decidido a escribir nada, pero creo que os debo un agradecimiento. Me encanta vuestra página, gracias por compartir vuestras vivencias e informaciones senderiles
No dejeis de publicar vuestras correrias
Un saludo desde Almeria
Miguel A.

Anónimo dijo...

En el mesón LA FABRIQUILLA se come por regla general muy bien, siendo todos los que trabajan alli muy amables. Hay que ver tambien el comportamiento de los comensales, que algunas veces deja mucho que desear. Aqui se cumple la excepción de que no siempre el ckiente tiene razón. Si vas a pagar la autopista y no tienes el dinero, pues no entras. ¿seguro que eran 0,30 ctms? ¿seguro que vuestro comportamiento fue el correcto? La gente que esta trabajando se merece un respeto y porque vosotros esteis de fiesta con un vinito de mas no es justificación.