18 mayo 2007

De la Cala del Barronal a la Punta Redonda

El pasado domingo, tras todo este tiempo que hemos estado inactivos, nos fuimos al Parque Natural de Cabo de Gata, con idea de hacer una pequeña ruta por la orilla del mar en las cercanías de San José.

Salimos de San José hacia el sur y por un camino de tierra nos adentramos en el Parque Natural. Dejamos a la izquierda la bahía de los Genoveses y seguimos un poco más donde una zona de aparcamiento en batería a la derecha del camino nos indica que estamos en el punto de entrada a la vereda de la Cala Barronal, donde dejamos a la gente para ir a dejar el segundo coche al final de la ruta.
La playa del Barronal es una cala de acceso peatonal con arena limpia y aguas cristalinas, donde una buena parte de los usuarios son naturistas.

Nuestra idea es hacer la ruta costeando, aprovechando que hoy está la marea baja, con lo que cambiamos las botas por sandalias de goma.

Tras pasar la punta sur de Cala Barronal, llegamos a la Playa de Monsul, probablemente la cala más conocida del parque natural, y una de las más utilizadas.

En Monsul había bastante gente, y eso que el agua estaba algo fresca.

Cruzamos Monsul y, siempre al Sur, pasamos por una punta que, como podéis ver, si no es en marea baja hay que mojarse hasta la cintura.

El agua está absolutamente cristalina y el calor empieza a apretar.

Podemos observar formaciones rocosas de origen volcánico erosionadas por el mar.

En la cala de la Media Luna pensábamos tomar un respiro y comer algo, pero el calor hace que lo dejemos para algo después en alguna sombra.

Al pasar a la siguiente cala el paisaje cambia un poco, ya que las rocas se adentran en el mar y la arenisca adopta formas redondeadas.

El calor y el agua tan limpia hace que cada vez más apetezca un buen baño.

Seguimos costeando, unas veces con más facilidad que otras y, como es nuestra costumbre, amenizada la caminata con buena tertulia y algún que otro chiste.

Pasamos, entre la cala de la Media Luna y la cala del Carbón, por unas formaciones rocosas muy interesantes.

Donde la erosión ha construido formas caprichosas, algunas de las cuales podemos ver en las fotos.

Al doblar la punta para llegar a la cala del Carbón, reconocible por sus piedras rojas, nos encontramos con esta formación de basalto.

Y con sal marina cristalizada en los huecos de las rocas.

Desde aquí tenemos una panorámica con Monsul al fondo.

Al pasar la cala del Carbón llegamos a Punta Redonda, donde el acantilado cortado vertical nos impide llegar más al sur.

Volvemos sobre nuestros pasos hasta el aparcamiento de la cala de la Media luna donde tenemos el coche. Han sido algo más de tres horas de ruta.

Y para terminar la mañana, comemos en San José, donde es recomendable encargar la comida por la mañana, ya que es un lugar bastante concurrido.

Hasta la próxima.

2 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
juegos dijo...

Que bonito todo, que suerte!